El fondo detrás de los filtros de partículas diésel.

Durante el proceso de combustión, las partículas pueden provocar un aumento de los problemas de emisión y efectos negativos para la salud. A medida que los cambios normativos en las normas de emisión apuntan a reducir los subproductos del proceso de emisiones, los OEM han adoptado formas innovadoras de integrar los dispositivos avanzados de postratamiento de los gases de escape en los vehículos nuevos.

En la última década, los motores diésel tanto en carretera como fuera de carretera han comenzado a incorporar filtros de partículas diésel (DPF). Los DPF ayudan a reducir las emisiones y capturar partículas dañinas u hollín. Esto evita que el material se agote y se libere a la atmósfera. Los DPF ahora están presentes en casi todos los vehículos con motor diésel en carretera, y también se encuentran comúnmente en vehículos y equipos todoterreno.

Para evitar que los DPF se obstruyan con el tiempo, deben pasar por un ciclo de regeneración para quemar de manera segura la materia particulada y capturar el hollín de manera segura hasta el siguiente ciclo de regeneración. Si un motor produce más hollín, deberá someterse a regeneración con mayor frecuencia.

Los tipos de regeneración

Cuando se busca la regeneración de un DPF, hay dos tipos principales: pasivo y activo. Algunos motores usan uno o una combinación de ambos.

Los ciclos de regeneración pasiva ocurren a temperaturas de gases de escape normales, mientras se utiliza alguna forma de catalizador o aditivo que oxidará el hollín y regenerará el DPF. Si las temperaturas de escape se mantienen entre aproximadamente 700ºF a 1.100ºF, un DPF se regenerará continuamente y permanecerá limpio.

El proceso de regeneración activa, por otro lado, utiliza calor para oxidar el hollín y limpiar dentro del DPF. Este calor comúnmente aumenta las temperaturas de combustión o calienta los gases de escape. Sin embargo, el uso de ambos puede afectar negativamente el rendimiento del motor y el ahorro de combustible, por lo que minimizar el intervalo de regeneración adecuado es fundamental para la longevidad del DPF y el motor.

Si no se selecciona ningún ciclo de regeneración y se usa cuando sea necesario, es posible que se requiera una limpieza fuera de línea. Esta limpieza se produce cuando el DPF se retira por completo del sistema de escape para eliminar el hollín y otras partículas, y en última instancia equivale a un tiempo de inactividad no deseado y costos de mantenimiento.

Los fluidos de alto rendimiento pueden minimizar la acumulación de hollín

Aunque a veces es necesario, la regeneración del DPF puede generar estrés no deseado en su equipo. A medida que el equipo envejece y se producen más ciclos de regeneración a lo largo del tiempo, esto puede generar un mayor consumo de combustible, mantenimiento y tiempo de inactividad. Para reducir el riesgo de estos efectos negativos, es fundamental minimizar el hollín durante la combustión.

Una opción para la prevención es usar un combustible diésel de alto rendimiento que contenga aditivos de control de depósitos. Si los inyectores se ensucian, pueden alterar el patrón de pulverización de combustible y el tiempo de inyección de combustible, lo que tiene un impacto negativo en la combustión del combustible y puede producir más hollín. Los potentes aditivos de control de depósitos pueden ayudar a mantener limpios los inyectores de combustible. Mantener los inyectores limpios optimizará la combustión y minimizará los subproductos indeseables como el hollín y maximizará el intervalo entre las regeneraciones.

El segundo método de prevención es usar un aceite de motor diesel para trabajo pesado. Al usar un aceite de motor de alta calidad y baja ceniza, una flota puede aumentar sus intervalos de millaje antes de requerir la regeneración del DPF o la limpieza fuera de línea.

Nuevas oportunidades con API FA-4

La introducción de los nuevos aceites API FA-4 proporciona un nuevo nivel de seguridad para los filtros de partículas diesel. Al proporcionar una nueva forma de garantizar que permanezcan limpios y mantengan un rendimiento de eficiencia óptimo, permite a los motores lograr una durabilidad y eficiencia excepcionales.

Fuente: http://www.fleetequipmentmag.com
Por: Greg Mathes (Contributor).

Comparte este contenido en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email